Los vampiros y sus origenes

En busca del origen del “lado oscuro” de los vampiros, encontramos este artículo que muestra claramente de donde sale esa connotación de “siniestro” o “diabólico” al mencionar a estos seres.

Hace unos años, ciertos investigadores italianos creyeron encontrar los restos de una “vampiresa” en Venecia, enterrada con un ladrillo metido entre sus mandíbulas para evitar que se alimentara de las víctimas de una plaga que hubo en la ciudad en el siglo XVI.

Matteo Borrini, un antropólogo de la Universidad de Florencia, dijo que el descubrimiento en la pequeña isla de Lazzaretto Nuovo en la laguna de Venecia apoyaba la creencia medieval de que los vampiros eran responsables de la extensión de las plagas como la peste negra.

“Esta es la primera vez que la arqueología ha triunfado en la reconstrucción del ritual de exorcismo de un vampiro”, explicó Borrini a Reuters por teléfono. “Esto ayuda (…) a explicar cómo nació el mito del vampiro”, añadió.

El esqueleto fue exhumado de una fosa común de la plaga de 1576 en Venecia, en la que murió Tiziano, en Lazzaretto Nuovo, que está alrededor de tres kilómetros al noreste de Venecia y que se utilizó como sanatorio para los afectados por la plaga.

La sucesión de plagas que afectaron a Europa entre los años 1300 y 1700 incrementó la creencia en los vampiros, sobre todo porque no se entendía el proceso de descomposición de los cuerpos, explicó Borrini.

Los enterradores que reabrían las fosas comunes se encontraban a veces cuerpos hinchados con gas, con el pelo creciéndoles todavía y la sangre saliendo por la boca, lo que llevó a pensar que todavía estaban vivos.

Los paños utilizados para cubrir las caras de los muertos normalmente estaban podridos por las bacterias de la boca, dejando ver los dientes del cadáver, por lo que los “vampiros” se ganaron el nombre de “come-paños”.

Según textos medievales médicos y religiosos, se creía que los muertos vivientes extendían la pestilencia para chupar la vida que quedaba en los cuerpos hasta que conseguían la fuerza para volver a las calles.

“Para matar a un vampiro tenías que quitar el paño de su boca, que era su sustento como la leche lo es para un niño y poner algo que no se pudiera comer ahí”, dijo Borrini.

“Es posible que otros cadáveres hayan sido encontrados con ladrillos en la boca pero esta es la primera vez que se ha reconocido el ritual”, agregó.

Mientras las leyendas sobre los bebedores de sangre se remontan a miles de años atrás, la figura moderna de vampiro se resumió en la novela de 1897 “Drácula”, del autor irlandés Bram Stoker, basada en cuentos populares de Europa Oriental del siglo XVIII o más recientemente, vistos con características más “modernas” acordes a la época, en historias de autoras como Rice y Meyer. Sin embargo, en este artículo, podemos discernir que de ésta situación (la ignorancia acerca de la muerte de nuestros antepasados y las creencias religiosas de la época), surge toda la parafernalia de “el lado oscuro”, pues son los humanos quienes los consideraban malditos y en consecuencia al ser creados, obviamente seguían pensando lo mismo.

Claro, la prodigiosa imaginación juega un papel importante también, por lo que podemos encontrar actualmente, distintas clases de vampiros, vistos ahora como un grupo de “humanos” con capacidades diferentes que optan, según su criterio, vivir su vida de una u otra forma, como por ejemplo:

  • Vampiros vegetarianos como los Cullen y Stefan de “Diario de vampiros”
  • Vampiros como Lestat entre otros que beben sangre de delincuentes, preferible aunque no excluyendo las demás fuentes.
  • Vampiros que se alimentan del primer humano que se les presente como los Vulturis
  • Vampiros que solo se alimentan de humanos en solisticio

Pero de estos hablaremos después.

Anuncios

9 Respuestas a “Los vampiros y sus origenes

  1. Sigo negandome a que metan a Lestat y a Dracula en el mismo costal que a los Cullen o los Vulturi (aunque esto no tanto). Pero eso es una opinion personal.

    Mi quirdisima Kattie, te faltó un eslavon. Bram Stoker se inspiró, ademas de su jefe y el conde Vlad Dracul, en una novela que se publico un par de años antes de Dracula: Carmila. Ella fue la primera vampiro moderno… buen artículo.

  2. Y como punto extra, sabias que los tres libros que presentas de Rice: Entrevista, LEstat y Reina de los condenados. Serian los unicos de las saga de Cronicas Vampiricas. Pero Rice dicidio despues alargarla…

    • Ese dato no lo sabía. He escuchado que los tres primeros son los mejores, habría que averiguarlo, como te había comentado, estoy leyendo “La reina de los condenados” y me sigue intrigando Armand, creo perderé la secuencia de los libros y me saltaré al libro “Armand el vampiro” pues es muy intrigante.

      Saludos!!!

  3. Pues no son creencias extintas, dicen que en Europa Central los campesinos todavía temen por estas cosas. No se si creerlo al 100%, pero lo que si se, es que en aquellos lugares debes tomarte muy en serio la pregunta ¿qué religión practicas? . Parece que uno va a otra época, y pues me parece lamentable que la confusion entre porfiria, esquizofrenia y vampirismos continué!!!

    • Pues si, tal cual es lamentable que siga habiendo discriminación, entre otras cosas, pero creo que no lo es como lo era antes. Si, hay leyendas “vivas”, pero ya no queman a nadie en aquellos pueblos, simplemente, les dejan de hablar…les cierran la puerta en las narices, etc. pero como los hijos han venido al “nuevo mundo” y regresan a casa de visita de vez en cuando…creo que ya se ha suavizado un poco el asunto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s